Qué hacer en una emergencia bucal

29 febrero, 2016

Dolor, hinchazón o ardor. Los problemas bucales a menudo suelen ser muy molestos. Para evitar que se agraven, resulta fundamental saber cómo reaccionar en las emergencias orales.

Según Sibele Penha Sarti, profesora del Servicio de Urgencia Dental de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Paulo, en Brasil, cualquier situación atípica en la boca debe ser examinada y tratada por un especialista, pero algunos trucos sencillos aminoran el dolor y curan o previenen accidentes.

Diente roto por un choque

Cuando se rompe sólo una parte del diente, la recomendación es sumergir el fragmento en una solución salina, en leche, o (en el último caso) en agua filtrada y buscar un dentista. Si se rompe el diente por completo (con raíz), el tiempo será determinante para resolver el problema. En este caso, el diente debe ser sumergido en el líquido del mismo ejemplo anterior y se debe buscar inmediatamente un dentista, porque es más probable que el re-implante tenga éxito si es hecho en hasta una hora después del accidente. Cuanto más tardes en acudir al dentista menor será la posibilidad de recuperarlo.

Lengua o labio mordido